El fenómeno boliviano

El 22 de enero de 2006 Evo Morales asumió la presidencia de Bolivia. Fue el primer mandatario indígena en asumir esta función. Y pese a todos los pronósticos, a más de 10 años de encontrarse en el gobierno, es el país que más crece en América Latina.

Evo, dirigente sindicalista cocalero, perteneciente a la etnia indígena aymara, logró grandes cambios en el país. En 2009 promovió la promulgación de una nueva Constitución que creó el Estado Plurinacional de Bolivia. Este nuevo marco normativo le otorgó derechos y mayor participación a las comunidades indígenas.

También nacionalizó los hidrocarburos, que durante años habían estado en manos extranjeras. Esta acción le valió una mayor cantidad de recursos, que redistribuyó entre la población más vulnerable.

En la última década la pobreza extrema en Bolivia se redujo a menos de la mitad, pasó del 38,2% al 16,8%. Así como la reducción de las tasas de mortalidad infantil y desnutrición crónica son otros de los logros de este período de gobierno.

Espacio producido por Cecilia Osorio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *