Déjà vu: Arte y música, condimentos del alma

En la morada del Parnaso -monte que se alza sobre la población de Delfos, en Grecia, considerado por los griegos como morada de las Musas y de Apolo, la patria simbólica de los artistas-, las musas  danzan al ritmo de la música, y llenan de colores,  aromas, formas, sabores y sonidos deliciosos en su entorno. Danzan con tanto placer que parece que volaran. De a rato gimen y se convulsionan hasta caer rendidas de complacencia. No conocen el tiempo ni el espacio,  o tal vez si lo hacen, pero se burlan de las coordenadas, dando paso a la libertad donde todo es posible, en la creación. El arte es creación, expresión, ritmo y pulso; el alimento y fuente de conocimiento de aquello que no se puede sujetar ni contener, la fuente del Oráculo de Delfos que todos los saberes contiene.

Acompañaron el último programa del ciclo 2018 de Déjà vu:

Estela Magnone

Compositora, autora e intérprete de música popular desde 1978. Ha compuesto en co-autoría con los principales letristas del medio: Eduardo Mateo, Jaime Roos, Fernando Cabrera, Laura Canoura, y otros tantos.

Paula Acosta

Bailarina clásica de la Escuela Nacional de Danza del Sodre con la medalla Elena Smirnova otorgada por Honorio Destaville.

Del 2008 al 2009 ingresa al Balletto del Sud en Italia y es invitada como Guest en el Balletto di Torino para interpretar Mirtha en Giselle junto a Dorothée Gilbert.

Del 2010 al 2015 solista de la Opera de Nice bajo la dirección de Eric Vu-An en Francia.

Alejandro Spuntone

Artista musical, músico y cantante de la legendaria banda de rock uruguayo La Trampa.

Escuchá el programa completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *